Teléfono 985270666958 270 666

visita Solicita una visita

Etiqueta: residencia

«Hay un lugar en lo más alto del barrio del Serrallo donde antes crecían las amapolas y hoy se preserva la dignidad. Se trata del Hogar Beato Fray Leopoldo, la flamante residencia que gestiona la Fundación Fray Leopoldo, cuyas nuevas instalaciones han sido financiadas íntegramente por el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Un total de 11,3 millones de euros ha supuesto levantar este impresionante edificio, que da la bienvenida con una original escultura del fraile».

Así se inicia el fantástico reportaje que Ideal nos ha dedicado este fin de semana.

Puede leerlo aquí completo.

La Fundación Fray Leopoldo y el Colegio María Nebrera organizaron el 25 de abril una actividad intergeneracional con los libros como puente.
La actividad, promovida por el director de nuestra residencia, Mateo Torres, tuvo lugar en el centro escolar. 17 de nuestros mayores departieron con los 81 alumnos de la escuela.
El periodista José Ignacio Cejudo (Ideal) escribió así sobre esta experiencia:
«Los residentes, muchos en silla de ruedas o con andador, se dividieron en cuatro aulas cargados de humor. «Siempre que sea con niños están dispuestos a todo», explicaba antes Mateo Torres. Lo primero que hacen los niños es llenarles un vaso de agua. Luego cogen sus niños y se acercan todo lo que pueden parar presentarse de uno a uno. De esta forma Angelina, Carmen, Rosa, Puri o José Luis conocieron a los pequeños Sofía, Manuel, Fernando, Luis o Antonella».




El número de personas de 85 y más años por cada 100 de 45 a 65 años (ratio de apoyo familiar) ha ido aumentando progresivamente en los últimos años y se estima que seguirá haciéndolo, según el ‘Perfil de personas mayores. 2014’, según la investigación realizada por el CSIC.

Dicho informe presenta una serie de indicadores demográficos, de salud, económicos y sociales que nos proporcionan una visión de la situación de las personas mayores en España, así como de los cambios que ha experimentado en los últimos años.

Indicadores demográficos

– España sigue su proceso de envejecimiento. A 1 de noviembre 2011 había 8.116.347 personas mayores (65 y más años), el 17,3% sobre el total de la población (46.815.916), según los Censos de Población y Viviendas 2011 (INE). Sigue creciendo en mayor medida la proporción de octogenarios; ahora representan el 5,2% de toda la población.

– La generación del baby-boom, nacida entre 1958-1977 se encuentra ahora en plena edad laboral. Entre esas fechas nacieron casi 14 millones de niños, 4,5 millones más que en los 20 años siguientes y 2,5 más que en los 20 años anteriores. La generación del baby-boom iniciará su llegada a la jubilación en torno al año 2024. La presión sobre los sistemas de protección social aumentará.

– El sexo predominante en la vejez es el femenino. Hay un 34% más de mujeres (3.470.259) que de varones (4.646.092). Nacen más varones que mujeres y este exceso se mantiene durante muchos años. Ahora se alcanza el equilibrio hacia los 50 años. En las primeras décadas del s. XX, la edad en que las mujeres excedían ya en número a los varones era los 14 años.

– El número de personas de 85 y más años por cada 100 de 45 a 65 años (ratio de apoyo familiar) ha ido aumentando progresivamente en los últimos años y se estima que seguirá haciéndolo, de manera que cada vez serán menores los recursos familiares disponibles para apoyar a una cifra tan alta de mayores.

– Castilla y León, Galicia, Asturias y Aragón siguen siendo las comunidades autónomas más envejecidas con proporciones de personas mayores que superan el 20%. Canarias, Baleares y Murcia son las comunidades con proporciones más bajas, por debajo del 15%. Andalucía, Cataluña y Madrid son las comunidades con más población de edad.

– Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España son los países de la Unión Europea con una cifra más alta de personas mayores, como corresponde también a los países más poblados. Italia, Alemania, Grecia, Portugal y Suecia son los países más envejecidos en cifras relativas.

– Entre los mayores extranjeros afincados en nuestro país destacan fundamentalmente los procedentes de la Unión Europea; Reino Unido y Alemania son los dos principales países emisores. Esto contrasta con las nacionalidades predominantes entre los jóvenes y adultos, entre las que destacan Rumanía y Marruecos y algunos países latinoamericanos.

fotolia_65112942

Longevidad y estado de salud

– La longevidad se ha incrementado de forma espectacular durante todo el siglo XX. En 1900 la esperanza de vida era de 34,8 años, y en 2011 es de 82,3. El factor que más ha incidido en el aumento de la esperanza de vida es el descenso de la mortalidad, en especial la infantil.

– Las mujeres españolas tienen una esperanza de vida al nacer de 85,21 años, y los varones de 79,3 años. Se encuentran entre las más altas de la Unión Europea.

– A los 65 años, la esperanza de vida de las mujeres es de las más altas de la UE, detrás de Francia; la esperanza de vida a los 65 años de los varones también es de las más altas de la UE, por debajo de Francia e Italia. Sigue existiendo un declive de la mortalidad a edades altas lo que provocará una mayor supervivencia de los mayores y un envejecimiento de los ya viejos.

– Ha habido una reducción de morbilidad hospitalaria (altas) en población infantil y joven hasta 34 años, y un aumento entre las personas de edad, en los últimos lustros. Los mayores suponen el 41,9% de todas las altas hospitalarias y presentan estancias más largas que el resto de la población. Más de la mitad de todas las estancias causadas en hospitales se debe a población de 65 y más años (2012).

– El patrón de mortalidad de la población española en su conjunto está determinado por las causas de muerte de los mayores: las enfermedades degenerativas sustituyen a otras históricamente más importantes. Existe una mayor homogeneización del proceso de muerte, que se produce más tarde y se concentra en edades elevadas y por causas similares.

– El 84,9% de todos los fallecidos en España son personas de edad (2012). A principio del s. XX no llegaba al 30%. El patrón de mortalidad es disimétrico según sexo: los varones empiezan a morir antes que las mujeres.

– La principal causa de muerte entre los mayores está relacionada con enfermedades del aparato circulatorio: provocó 111.704 fallecimientos. El cáncer es la segunda causa de muerte (83.115 fallecidos). En tercer lugar, a distancia, se encuentran las muertes por enfermedades respiratorias. Destaca el aumento de mortalidad por enfermedades mentales y nerviosas (demencias, Alzheimer) en los últimos lustros.

– El estado de salud subjetivo varía poco entre una encuesta y otra. El 34,3% de los mayores percibe su salud como buena o muy buena (ENS, 2011-2012); 79,1% en el resto de la población. Las percepciones negativas aumentan con la edad. El sexo es un factor diferenciador de la salud subjetiva; el 39,7% de los varones autovalora bien o muy bien su estado de salud, mientras que sólo el 30,6% de las mujeres considera su salud como buena o muy buena.

– La tasa de discapacidad crece con la edad; a los 80 años, más de la mitad de los españoles tiene problemas para actividades de la vida cotidiana. También es más alta en los analfabetos, en los viudos y en los que viven en hogares de otro tipo (diferentes a los unipersonales, multigeneracionales y en pareja).

Características económicas

– Prácticamente la totalidad de las personas mayores recibe alguna prestación económica del sistema público de pensiones (directamente o a través de la pensión del cónyuge). La mayor parte de las pensiones del Sistema de Seguridad Social corresponde al régimen general (6,4 millones), le sigue en importancia el régimen especial de tra- bajadores autónomos (1,9 millones) y los demás. Las pensiones de jubilación (5,5 millones) son el tipo de pensión más extendida; hay 2,3 millones de pensiones de viudedad. En total hay 9,1 millones de pensiones en el Sistema General de la Seguridad Social (noviembre de 2013).

– En esa fecha la pensión media ascendía a 861,1 euros mensuales. Las más altas corresponden a las del régimen especial del carbón y las del régimen general. Las más bajas son las antiguas del SOVI (Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez).

– Los hogares con persona de referencia de 65 ó más años tienen proporcionalmente los menores ingresos de los hogares españoles. Cerca de un cuarto de ellos no alcanza los 9.000 euros anuales. Un 36,1% de los hogares cuya persona de referencia es una mujer de 65 años o más tienen el menor nivel de ingresos (menos de 9.000 euros anuales) (2012).

– La posición económica de los mayores ha mejorado en los últimos años; su tasa de riesgo de pobreza se sitúa en 12,2, inferior a la media de los españoles (21,6).

– El gasto fundamental de un hogar donde residen personas mayores es el mantenimiento de la propia vivienda (agua, electricidad, y otros gastos). El capítulo alimentación es el segundo en importancia, seguido de transportes y los apartados de ocio (espectáculos, hoteles, cafés, etc.).

– La mayoría de los españoles tiene la vivienda en propiedad; entre los mayores lo es en el 90,1% de los casos.

– España es un país con una cifra de años esperados de vida tras la jubilación (2010) para los hombres bastante alta (18,3 años), por encima de países como Estados Unidos y buena parte de la Unión Europea. Las mujeres tienen la tercera esperanza de vida tras la jubilación más alta (22,5), por detrás de Japón y Francia.

Características sociales y otras

– Se ha observado en los últimos años un incremento de los hogares unipersonales de personas de 65 y más años, aunque en proporciones más bajas que en otros países europeos.

– La edad aumenta la probabilidad de vivir en soledad. La forma de convivencia mayoritaria entre los hombres de 65 y más años es la pareja, casi en un 48% de los casos, mientras que entre las mujeres aumenta el porcentaje de las que viven solas, llegando a suponer más del doble del porcentaje de hombres que vive en hogares uni- personales (datos de 2008).

– Los cambios en el estado conyugal tienen impacto en muchos órdenes de la vida de los mayores: tipo de hogar, salud, ingresos, etc. El 77,9% de los varones de 65 años o más está casado; sin embargo, sólo el 47,3% de las mujeres (2011). Entre las mujeres de edad, la viudez es muy común. La viudez aumenta notablemente con la edad.

– Las personas mayores españolas que viven en hogares de otro tipo (otros tipos de convivencia diferentes a la pareja, el hogar multigeneracional, o el hogar unipersonal) son las que presentan mayor porcentaje de casos de discapacidad. También en este tipo de hogar se recogen los casos de mayor severidad.

– La persona que fundamentalmente cuida de los hombres mayores con dependencia es su cónyuge, seguida, de su hija. En el caso de las mujeres mayores que necesitan ayuda son las hijas las que fundamentalmente se hacen cargo de los cuidados, seguidas de otros familiares y amigos.

– En los últimos 30 años ha disminuido sensiblemente el porcentaje de personas de 65 y más años analfabetas en España, al mismo tiempo que ha aumentado el porcentaje de mayores con estudios secundarios y superiores. El bajo nivel de instrucción entre los mayores (y los muy mayores) refleja antiguas situaciones de escasez dotacional (escuelas, maestros) y condiciones de vida que no les permitieron entrar o continuar en el sistema educativo.

– Se observa un menor uso de las tecnologías de la información y la comunicación en el grupo de edad que engloba a las personas de 65 a 74 años, marcándose una brecha digital respecto a la población más joven. Los hombres emplean el ordenador y acceden a internet en mayor medida que las mujeres.

Subvención:Subvenciones en régimen de concurrencia competitiva, destinadas a la transformación tecnológica e innovación en el ámbito de los Servicios Sociales, dirigidas a entidades del tercer sector y Entidades Locales, dentro del marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) -Financiado por la Unión Europea-NextGenerationEU-.
Admón. concedente:Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad.
Convocatoria:2022
Disposición:Orden de 21 de diciembre de 2022 (BOJA n.º 249, de 30-12-2022).
Proyecto:Adecuación de infraestructuras y modernización de aplicaciones y herramientas tecnológicas existentes.
Expediente:(SSCC)631-2023-00000020-1
Importe concedido:57.729,92 euros.

Mediante Resolución de fecha 22/11/2023 le fue concedida una subvención por importe de 45.506,49 Euros (CUARENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS SEIS EUROS CON CUARENTA Y NUEVE CÉNTI- MOS), al amparo del Decreto-ley 6/2023 de 11 de julio, por el que se establecen las bases reguladoras y se convocan subvenciones para compensar el sobrecoste energético de gas natural y/o electricidad a pymes y personas trabajadoras autónomas especialmente afectadas por el excepcional incremento de los precios del gas natural y la electricidad provocados por el impacto de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania(BOJA Extraordinario núm. 20, de 11 de julio de 2023) y el Decreto-ley 7/2023, de 10 de octubre, por el que se modifica el citado Decreto-ley 6/2023 (BOJA Extraordinario núm. 24, de 10 de octubre de 2023).

Subvención:Incentivo de la Orden de 23 de diciembre de 2016, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de incentivos para el desarrollo energético sostenible de Andalucía en el período 2017-2020. 
Admón. concedente:Agencia Andaluza de la Energía (Consejería de Empleo, Empresa y Comercio). 
Convocatoria:2017-2020
Disposición:Orden de 23 de diciembre de 2016 (BOJA n.º 249, de 30-12-2016).
Actuación:Instalaciones básicas aisladas o conectadas a red [Solar fotovoltaica].
Importe concedido:32.132,98 euros.

¿Necesitas más información sobre precios, disponibilidad o nuestros servicios?

Ponte en contacto con nosotros utilizando una de las siguientes opciones